martes, 7 de abril de 2009

La conducta del Neandertal

Ya comentaba que la comparación conductual de las dos poblaciones sería la piedra angular de todo estudio sobre sus respectivas capacidades cognitivas. En su estudio aplicaré el método explicado en los anteriores pots.


- Primero, establecer un tiempo y espacio de estudio bien delimitado. Sería la Europa de la última transición paleolítica (50-30000 BP).

- Segundo, considerar a la mayoría de las culturas relacionadas con los neandertales en ese tiempo y espacio.
- Tercero, considerar a las culturas estudiadas con los datos arqueológicos que nos ofrece el registro, evitando toda generalización no demostrada.
- Cuarto, analizar su posible simbolismo en función de las características conductuales de sus poblaciones, teniendo en cuenta un criterio mínimamente estadístico. Se realizaría con la comprobación del desarrollo cognitivo necesario para su creación, en función del concepto multidisciplinar sobre el origen y desarrollo de la conducta.


Del primer punto no hay problema, pues es ampliamente conocido la extensión y duración de estas poblaciones en Europa. Del segundo, tampoco, pues en teoría todas las culturas que observan en este periodo y lugar que no sean asimilables al Auriñaciense (en cualquiera de sus denominaciones: arcaico, 0, primitivo, Protoauriñaciense, etc.) sería atribuible a los neandertales, lo que algunos autores ponen en duda como veremos más adelante. Esto significa una amplia gama de manifestaciones culturales repartidas por toda Europa. En la actualidad se están viendo que pueden ser más de las que tradicionalmente se conocían. Repasaremos las conductas más representativas del Neandertal europeo:

- Perduración de un Musteriense tradicional, como en la Península Ibérica hasta la desaparición de sus creadores.
- En el norte de la Península Ibérica tenemos un mosaico de conductas que entrañan cierta confusión, pues se producen muy próximas entre sí (en tiempo y en espacio):
· Musteriense clásico con perduración hasta su desaparición.
· Musteriense tradicional pero con puntas de Chatelperron, esto sin ninguna tecnología clara de hojas y ósea. ¿Musteriense final?
· Chatelperroniense tecnológico, con láminas y producción ósea.
En el resto de Europa destacan las siguientes tecnologías
· Chatelperroniense tecnológico y simbólico, sólo en unos pocos yacimientos franceses, más cercanos a Centroeuropa que a España.
· Neroniense, tecnología con láminas y puntas de retoque convergente inverso o puntas de Soyons, en Bélgica y la Renania (Alemania).
· Uluzziense en Italia con producción laminar y de adornos.
· Szeletiense. con puntas bifaciales con retoque plano denominadas Blattspitzen, acompañadas de escasas láminas
· Bohuniciense, con puntas foliáceas bifaciales.
· Complejo Lincombien-Ranisien-Jerzmanowiciense con predominancia de una técnica laminar. Tenemos como elemento técnico más característico la producción de puntas foliáceas unifaciales.

En general, salvo los casos del Chatelperroniense y del Uluzziense, todas las demás culturas (que son la gran mayoría de las vistas en toda Europa) carecen de componentes simbólicos y tecnología ósea. En ellas predomina el interés en la producción de puntas, siendo el único elemento tecnológico con cierta innovación, pues el resto de sus útiles persisten en los modelos del Paleolítico Medio. Es necesario ir analizando cada una de ellas en función de su desarrollo cognitivo, siguiendo las pautas conductuales relativas a la individualidad social y personal, así como del uso de los conceptos temporales y espaciales.